La nueva fórmula del D-Score: todo lo que necesitas saber

8 May 2018
The Market Owl

En este post explicamos la nueva fórmula del D-Score, el pilar sobre el cual certificamos la calidad de las estrategias de trading y los DARWINs que la replican.


EL OBJETIVO DEL D-SCORE

Estamos seguros que más de una vez te has preguntado cómo evalúa Darwinex la calidad de su propio algoritmo y cuáles son las razones que nos llevan a seleccionar un DARWIN frente a otro.

Para responder a esto, primero hay que recordar el principal objetivo del D-Score.

La finalidad del D-Score es encontrar el valor que mejor prediga las opciones que tiene un DARWIN de ganar a futuro.

Y no solo eso, sino que también queremos que dicho valor dependa de unos Atributos Invertibles, públicos y accionables para el trader, que le sirvan de brújula con el fin de orientarle a mejorar su nota, lo cual redundará en mejores DARWINs, más capital de inversores, más performance fee para los traders, mejores traders, etc. creando un círculo virtuoso que se retroalimenta sin fin.

El siguiente videotutorial detalla la características que necesita un parámetro para formar parte del elenco de Atributos Invertibles (se trata de un tutorial con subtítulos en lugar de voz – activa los subtítulos en castellano).


¿POR QUÉ AHORA? MÁS CALIDAD Y CANTIDAD DE DATOS

A la hora de realizar cambios importantes en el algoritmo con la finalidad de mejorar la calidad del mismo hay que tener en consideración un factor fundamental: la cantidad de datos utilizados.

Cuantos menos datos se empleen en una muestra, más aleatorio e impredecible será el resultado final, independientemente del D-Score del DARWIN.

A día de hoy disponemos de una muestra de DARWINS muy superior a la que teníamos en la última iteración. En aquella ocasión, hace aproximadamente un año, primamos la simplicidad por encima de todo, ya que cualquier solución partía de una muestra poco significativa, en especial de DARWINs con buenas notas, y no se podían extraer conclusiones definitivas.


D-SCORE ANTIGUO

Es importante recordar que el D-Score antiguo se calculaba gracias a una combinación de las notas de los 12 Atributos Invertibles, los cuales siempre tienen el mismo peso en la nota final, independientemente de las características inherentes de la estrategia detrás del DARWIN.

En el siguiente gráfico te mostramos el backtest de portfolios con un VaR de 2.5% que criban diariamente en función de un determinado D-Score -fórmula antigua- (>10, >20, >30, >40, >50, >60, >65,>66, >67, >68, >69, >70, >71, etc). El retorno que se muestra en el eje de ordenadas hay que multiplicarlo por 100, es decir, un 0.2 equivale a un 20% y uno de -0.8 a -80%.

Hasta un D-Score >65 los resultados son los esperados, ya que arrojan retornos gradualmente superiores a medida que el D-Score mejora. Sin embargo, por encima de 65 se aprecia cierto erratismo en los rendimientos obtenidos, el cual se corrobora con los datos actuales y fué lo que nos hizo reflexionar sobre la idoneidad de la fórmula del D-Score.


EN BUSCA DE LA COMBINACIÓN PERFECTA, ¿UNA QUIMERA?

Existen infinidad de combinaciones en cuanto a los pesos de los 12 Atributos Invertibles que componen el D-Score. Aquella que mejor prediga la probabilidad de ganar a futuro será la óptima, pero ¿existe tal combinación?

Por un lado, si creamos un portfolio de DARWINs que cada día invierte en función de si éstos cumplen un D-Score mínimo determinado, se debería de cumplir que, a mayor exigencia en la nota, mejor rendimiento futuro del portfolio, ¿verdad?

Por otro lado, lo ideal sería que, a partir de una cierta nota, se deberían conseguir retornos consistentemente positivos, para que la función orientativa del D-Score tenga sentido para los traders.

En consecuencia, hemos estado trabajando muy duro para encontrar la combinación algorítmica que cumpla ambas condiciones: orientativa a traders y predictiva de resultados futuros.


FÓRMULA NUEVA DE D-SCORE

De acuerdo a nuestras investigaciones, hemos detectado que hay un patrón en el cual existen notas de D-Score mínimas que, de producirse en determinados Atributos Invertibles y combinadas con una buena nota de Performance (Pf), ofrecen mejores resultados en los backtests que otros DARWINs que no alcanzan este mínimo.

Esto quiere decir que, una nota de 8 en algunos Atributos Invertibles, produce un resultado mucho mejor que si la nota fuera de 6.5, a pesar de que la diferencia de 1.5 puntos pueda parecer insignificante.

Además de esto, la nueva fórmula de D-Score va a tener en cuenta el periodo temporal de la estrategia de trading y customizará los pesos asignados a cada uno de los Atributos Invertibles en función de la misma, ya que tiene sentido que, por ejemplo, las notas de Timing (Os/Cs) en estrategias de corto plazo ponderen más que en estrategias de largo plazo en las que probablemente la nota de La debe ganar más importancia.


CONCLUSIÓN: MÁS CALIDAD, MÁS CAPITAL

A modo de corolario podemos decir que el nuevo D-Score mejora las notas medias de los DARWINs, así como el rendimiento de los backtests*. Y no solo eso, sino que éste mejora a medida que aumenta la nota, lo cual nos hace pensar que el nuevo D-Score mejora cualitativamente al antiguo.

Teniendo en cuenta la mejora que esto supone a la hora de calificar los DARWINs, DarwinexLabs aumentará la asignación de capital en los DARWINs en los que decida invertir.

Opera con precaución.


*Comparando con los cálculos anteriores, las curvas de retorno actuales, tomando un mismo nivel de D-Score mínimo, bajan de rendimiento. Esto se debe a que incluyen más cantidad de DARWINs en términos porcentuales. No obstante, si realizamos la comparación a igualdad de DARWINs, el nuevo D-Score ofrece mejores resultados.