MAMs, EAs, PAMMs, Señales

23 November 2017
The Market Owl

El problema del cacahuete…

Si no estás metido en el mundo de la gestión de activos probablemente no hayas oído hablar de las cuentas MAM, los EAs, las cuentas PAMM, Señales, Hedge Funds, etc.

Pero si lo estás, deberías saber que todos ellos derivan del principio de Arquímedes de “dadme un punto de apoyo / palanca y moveré el mundo”.

Si tu capital inicial son cacahuetes, sólo podrás ganar cacahuetes (y eso si no los pierdes…): un inversor externo es una palanca mucho más fuerte que la casa

 

Esta lección es clave y por tanto este blogpost aborda:
  • Las reglas del juego de la Gestión de Activos
  • Si apuestas cacahuetes, ganarás cacahuetes
  • Incentivos del gestor y del inversor
  • La asimetría de capital
  • Alineación entre gestor e inversor
  • Los desembolsos relacionados con EAs, PAMMs, Hedge Funds…y DARWINs

El juego de la Gestión de Activos

¿Quién lo gana?
 
Simple. Aquel que consiga maximizar su retorno sobre el capital, independientemente del capital que tenga.
  • Empieza con tu propio capital
  • Maximiza tu retorno en función de desembolsos asimétricos, operando cuando
    • La probabilidad de ganar es mayor
    • Que la probabilidad de perder
A largo plazo, es una cuestión de probabilidades.
 

Eso sí, hay que tener en cuenta en todo momento que la inversión lleva aparejados unos riesgos. En este proceso, habrá malas rachas y tendrás que ser capaz de soportar los peores drawdowns. Aunque no vayas a perder siempre, cada vez que pierdas, dispondrás de menos capital para apalancar tus apuestas ganadoras, y como consecuencia, aumentará la presión de tener que aceptar la derrota u operar de forma poco disciplinada.

Veamos un ejemplo.

Si apuestas cacahuetes, ganarás cacahuetes

Te presentamos a “A”.
 
“A” opera una estrategia que tiene una rentabilidad media anual del 20%  y un drawdown máximo del 10%.  
 
El capital acumulado de “A” con una ganancia anual del 20% y empezando con USD 10.000 es
  • Año 1: 10.000 $
  • Año 2: 12.000 $
  • Año 3: 14.400  $
  • Año 4: 17.280 $
“A” gana 20% año tras año, ¡un resultado estupendo que está al alcance de muy pocos! Entonces, ¿por qué solo gana 2.000 $, 2.400 $ y 2.880 $?
 

El problema no es que sus retornos sean demasiado bajos – ya hemos dicho que el 20% está muy bien – el problema es que su capital inicial es sólo de 10.000 $.

 

En resumen: si operas cacahuetes, sólo podrás ganar cacahuetes. ¿Cómo puede mejorar su situación “A”?

Apalancar cacahuetes, PERDER cacahuetes

Y por eso intentamos cambiar la gestión de activos

“A” podría tomar prestado dinero para apalancar las ganancias que genera su estrategia que gana el 20% anual.

Imaginemos que decide usar un apalancamiento de 5:1.

  1. Ahora con sus 10.000 $ iniciales, puede operar 50.000 $
  2. Si gana el 20%, su retorno serán 10.000 $ o lo que es lo mismo, el 100% de su capital inicial
No está mal, ¿no? ¡Pero no hemos tenido en cuenta el drawdown! Si empieza con mala pie y pierde el 10% de salida, la cosa se complica. De saque habrá perdido 5.000$ o lo que es lo mismo, el 50% de su capital inicial!
Veamos qué pasaría con un apalancamiento de 20:1
  1. Ahora con sus 10.000 $ iniciales puede operar 200.000 $
  2. Si gana el 20%, su capital ascenderá a 40.000 $ o lo que es lo mismo, el 400% de su capital inicial

Pero… ¿qué pasa con el drawdown? Si empezara con una mala racha y perdiera el 10%, perdería 200.000 $. Pero como sólo tenía 10.000 $ de inicio… ¡acabamos de presenciar la “muerte” de otro trader!

Resumiendo, apalancando su capital,  “A” puede:

  • Aumentar sus retornos
  • Perder TODO su dinero (¡y su credibilidad!)
Como puedes imaginar, hay empresas que entienden esto a la perfección y han hecho un negocio de las pérdidas de sus clientes. Si no lo hubieras leído todavía, te recomendamos que leas nuestro artículo de brokernomics, en el que explicamos los incentivos de los distintos tipos de brokers.
Pero volvamos al tema. ¿No existe una alternativa mejor que apostar cacahuetes y ganar cacahuetes?

Incentivos de gestores e inversores

¡Te presentamos a B!
 
B tiene es un inversor con 10 MM en su cuenta corriente, ganando nada más y nada menos que 0% anual. Por casualidades del destino B conoce a A y se dan cuenta de la oportunidad que representan mutuamente:
  • A tiene una estrategia (= propiedad intelectual) capaz de generar un retorno del 20% anual
  • B tiene 10 MM (no apalancado) parados
La estrategia de A se podría apalancar con el dinero de B generando 2 MM de rentabilidad adicional al año.
 
Para que esto llegue a pasar, A y B necesitan:
  1. El uno al otro
  2. Un acuerdo de cómo compartir las ganancias de forma mutuamente aceptable
Abordaremos este “acuerdo mutuamente aceptable” más adelante, pero antes, vamos a analizar cómo ha cambiado la vida de A (para mejor).

La asimetría de capital

Es clave entender POR QUÉ B cambia el juego de forma radical para A.
B cambia el juego de A porque con un retorno del 20%, las ganancias de A son:
  • 2.000 $ sobre su propio capital de 10.000 $
  • MÁS, y solo más, lo que B consiente pagarle
El hecho de que sólo puede ganar MÁS (= un pago asimétrico) es TODO un cambio. B representa para A la oportunidad de ganar dinero adicional sin ningún tipo de riesgo a la baja. Piénsalo así:
  1. Si sale cara, A incrementa su cobro como resultado de lo que le paga B
  2. Si sale cruz, A sólo pierde su propio capital y no el capital de B (B pierde dinero pero esto no le impacto a A)
(Si esto suena a cuentos chinos sin implicaciones prácticas, te animamos a ver este video sobre apalancamiento de inversores )

Alineamiento entre gestores e inversores

Volvamos al contrato que deben firmar A y B para repartir beneficios.
 
¿Cómo debería A resolver su asimetría de capital frente a B (y C y D etc.)?
  • A través de señales
  • A través de un EA
  • A través de un MAM
  • A través de un PAMM
  • A través de un Hedge Fund

Ciertamente, se trata de una elección compleja porque una mala decisión podría:

  • Acarrear problemas regulatorios por infringir normas en materia de gestión de activos
  • Implicar un riesgo personal muy elevado para gestionar el dinero de B de forma legal
  • Corromper a A con el incentivo de sobre-operar para beneficiarse de las comisiones de B

o, ¡podría simplemente cotizar un DARWIN!


Escucha el capítulo 88 de nuestro Podcast “Movimiento Trader” donde repasamos las ventajas y los riesgos de las cuentas gestionadas con herramientas de replica multicuenta.


En nuestro webinar “DARWINS vs. EAs, Señales, Cuentas MAM y Hedge Funds” analizamos las distintas alternativas en detalle!