Explicación de la vela en el GBPUSD

22 September 2017
The Market Owl

3 segundos antes del cierre de mercado del pasado día 19 de septiembre de 2017, se produjo una vela fuera de lo normal en el feed del GBPUSD de Darwinex.

En este artículo procedemos a explicar qué ocurrió y cómo lo afrontamos. En este sentido, hemos preparado un webinar en el que explicamos el funcionamiento de un broker, con sus respectivos proveedores de liquidez, agregación de liquidez para la próxima semana. Podéis apuntaros al webinar a través de este enlaceservirá para aclarar conceptos y entender por qué se producen eventos como el del pasado martes. 

La vela

A las 20:59:56.690 GMT del martes 19 de septiembre, los traders de Darwinex vieron la siguiente vela en sus terminales MT4.

Este pantallazo muestra el TOB de Darwinex.

A las 20:59:56 GMT, el bid del GBPUSD cayó de 1.3505 a 1.3336 en cosa de 1 segundo. Si bien una apertura de los spreads alrededor del cierre de mercado no es inusual, una vela de este tamaño es, a todas luces, fuera de lo común.

Como podéis imaginar, esta vela causó un aluvión de órdenes pendientes, etc. En resumen, un desastre. Muchos (incluidos nosotros) no tardamos en sospechar que se debía a una mala práctica de uno o varios de nuestros proveedores de liquidez .

Las investigaciones

Este tipo de eventos siempre requieren de una investigación detallada de los trades y de los logs de numerosos feeds (tantos como proveedores de liquidez haya), el número agregado de ticks que recibimos, así como el tipo de órdenes enviadas y ejecutadas por cada uno de nuestros usuarios en función del precio tick en cada momento, qué orden se ejecutó con qué latencia, etc… Como podéis ver, no es fácil llegar a conclusiones a simple vista!

La madrugada del día 20 la pasamos al teléfono con nuestro prime broker para llegar a una conclusión post mortem de qué había sucedido. Por fin, a lo largo de la mañana del día 21 conseguimos llegar a las conclusiones que procedemos a explicar a continuación.

En  adelante, haremos alusión a dos gráficas que servirán de referencia:

  1. El Gráfico 1 muestra el Top of Book (ToB) del bid de cada uno de los bancos que actuaban como proveedores de liquidez (PdL) durante esos momentos
  2. El Gráfico 2 muestra un desglose de las órdenes recibidas por el prime broker al nivel ToB del bid.

Análisis forense de nuestro prime broker

Top of Book bid compared to the individual LP Top of Book bids

Os rogamos tengáis en cuenta que nuestro prime broker nos ha solicitado que las identidades de los distintos bancos intervinientes en el suceso permanezcan anónimas. Las franjas de colores muestra la liquidez de cinco de los bancos que actúan como proveedores de nuestro prime broker.

  1. El BID del GBPUSD cayó a las 20:59:56 de 1.3505 a 1.3336 1 segundo después.
  2. Este primer movimiento de 1.35 a 1.3480 disparó un elevado número de órdenes.  Nuestra base de clientes vendió una cantidad enorme (de 5 a 10 veces la liquidez ToB disponible en ese momento para el GBPUSD).
  3. Alcanzado este punto, el ToB del PdL2 (línea verde del gráfico) cayó muy por debajo de 1.34. Tened en cuenta que hablamos de 6 ToB’s, uno para cada PdL y el agregado que da lugar al ToB agregado de Darwinex. Éste es el trabajo que lleva a cabo nuestro prime broker (agregar nuestra liquidez).
  4. El tamaño de las órdenes recibidas fue lo suficientemente grande como para agotar la liquidez 5 de los 6 ToB, hasta que el PdL2 (en verde) dispuso de algo de liquidez disponible, momento en el cual nuestro ToB pasa a coincidir con el del PdL2.
  5. Los 5 PdL restantes rellenaron sus respectivos ToB, lo cual supuso una subida del ToB agregado a niveles más competitivos.
  6. El PdL2, por su parte mantuvo su precio por debajo del resto de proveedores, probablemente como medida defensiva de sus algoritmos tras una reducción agresiva de su liquidez.

Esto disparó una serie de órdenes alrededor de 1.3480, lo cual supuso una nueva caída del bid, produciendo un efecto dominó entre un número elevado de órdenes.

A modo de aclaración, los gráficos mostrados muestran el tiempo de fill, que incluye el tiempo de respuesta del PdL.

La intrahistoria

La exposición anterior está llevada a cabo desde el punto de vista de nuestro Prime Broker, que en cierto modo carece de granularidad. Ellos ven a Darwinex como un ente único que lanza órdenes, si bien Darwinex se descompone, a su vez, en miles de órdenes lanzadas por miles de usuarios. Resulta que la avalancha fue detonada porque algunos de nuestros traders más grandes trataron de cerrar una serie de órdenes de gran tamaño (=un tamaño superior al nivel ToB disponible) a tres segundos del cierre de mercado

El gráfico muestra sólo el ToB, esto explica por qué algunos puntos están fuera del bid del ToB.

A medida que las órdenes se fueron rellenando, el bid fue cayendo lo suficiente como para hacer saltar unos cuantos stops, que a su vez contribuyeron a reducir la liquidez disponible.

A modo de ejemplo, el EURUSD y el  EURGBP permanecieron casi invariables porque no había volumen desorbitado en estos pares en esos momentos. Aún así, el gráfico inferior demuestra que el EURGBP también se abrió en el momento de producirse el incidente del GBPUSD a las 20:59:56.

Se muestran el BID y el ASK del EURGBP en el momento del incidente.

Hasta aquí los hechos tal y como se produjeron. Falta por explicar nuestro punto de vista. La pregunta es: ¿es “justo” este gap?

Nuestro punto de vista

Técnicamente,  estamos ante un evento justo. Moralmente, se trata de una injusticia para muchos de los usuarios afectados.

El proceso que desencadenó el evento fue justo. Los PdL compitieron por el flujo, tal y como hacen en condiciones normales. Como era de esperar, unas órdenes de tamaño superior a la liquidez disponible a tres segundos del cierre de mercado produjeron slippages fuera de lo normal. En este sentido, el “mercado” (los pocos PdL que operaban en ese momento) ofrecieron liquidez para rellenar nuestras órdenes (las de Darwinex), lo cual tiene un precio.

El resultado de este proceso justo tuvo un efecto rompedor en el mercado. Fue nuestro primer mini flash crash interno, después de varios miles de millones enviados a mercado en los últimos años. Esta ruptura en el mercado se tradujo en:

  1. Un daño “justo” para los traders grandes que enviaron las órdenes rompedores. Este efecto es de esperar si te expones a lanzar órdenes desorbitadas al mercado a tres segundos de que éste cierre.
  2. Un daño “injusto” colateral a todos aquellos usuarios que querían operar ese activo en ese momento (y hubo muchos) cuyas órdenes pendientes fueron ejecutadas por motivos ajenos a su voluntad.

Nuestra decisión

Sin ánimo de entrar en el detalle de quién recibió qué (entre otras cosas, por políticas de privacidad), desglosamos a continuación lo que hicimos

  1. NO se compensó a los causantes de este evento. Tal y como se explica, el mercado función y sus órdenes fueron ejecutadas con la (poca) liquidez que se puede esperar a tres segundos del cierre de mercado.
  2. Se compensó al resto de usuarios que se vieron afectados por esta vela.

Esta compensación se realizó con dinero del bolsillo de Darwinex (es decir, hemos pagado nosotros los platos rotos). El peso de la reputación y el valor de las relaciones a largo plazo superan con creces las justificaciones técnicas.

No fue una decisión barata, ni mucho menos, pero nosotros lo vemos como una inversión en nuestra reputación.

Lecciones aprendidas

Además de las mejoras que hemos introducido en nuestros procedimientos de emergencia, hemos aprendido que:

  1. La mayoría de los traders desconocen cómo funcionan la agregación de liquidez. Por ello hemos programado un webinar explicativo para la próxima semana.
  2. La reputación de la industria FX está por los suelos. Muchos, muy pronto, nos atacaron de estafa y de estar barriendo los stops de los usuarios.
  3. Aunque empezamos a estar acostumbrados, algunos de nuestros empleados tuvieron que aguantar ataques y malas formas intolerables por parte de usuarios tóxicos. Por nuestra parte, anunciamos públicamente que cualquier empleado de Darwinex tendrá la discreción de cancelar la relación comercial con aquellos usuarios que abusen de ellos.
  4. La fragmentación de liquidez en los mercados OTC presenta un problema. Nuestro Prime Broker es uno de los más grandes del mercado (sino el más grande) de la industria del forex retail. Aún así, unas pocas órdenes desencadenaron un mini-flash crash. Esperamos que los reguladores tomen nota de este tipo de eventos y obliguen que TODA la liquidez se centralice a través de un libro de órdenes centralizado.

Esperamos haber aclarado las dudas que puedan haber surgido a raíz de este suceso, quedamos a vuestra entera disposición para cualquier duda que podáis tener al respecto!