El nuevo Risk Manager 2.0 (Parte 2)

7 March 2017
The Market Owl

Tal y como explicamos en nuestro anterior post, el lanzamiento de Darwinex reloaded traerá importantes cambios en el funcionamiento de nuestro Risk Manager.

Como ya sabréis a estas alturas, el Risk Manager es uno de los pilares sobre los que se fundamenta Darwinex, controlando el riesgo de los inversores de manera independiente de los traders y manteniendo el mismo riesgo objetivo para todos los DARWINS.

El reto técnico detrás del algoritmo de Darwinex es importante: debe funcionar para cualquier tipo de operativa de trading, en todas las condiciones de mercado… y todo ello en el menor tiempo posible para que el decalaje desde que el trader lanza su operación hasta que ésta es replicada por los inversores sea mínimo.

Aparte de los cambios anunciados en nuestro post anterior, Darwinex reloaded vendrá acompañado de un cambio importante en el nuevo Risk Manager.

Período de referencia para cálculo del VaR de la estrategia subyacente

El gestor de riesgo hace básicamente dos ajustes en el apalancamiento de los inversores respecto vs. el de los traders. Como el riesgo de la cartera se comporta de manera proporcional al apalancamiento de su trades subyacentes, el Risk Manager aplica un primer ajuste en función del VaR de la estrategia subyacente respecto al VaR objetivo de los inversores.

Apalancamiento inversor = Apalancamiento estrategia * VaR(objetivo) / VaR(estrategia)


Si la estrategia subyacente mantuviera su VaR estable lo largo del tiempo, con este primer ajuste se conseguiría que el VaR de los inversores alcanzase el nivel objetivo deseado.

Ahora bien, el riesgo de los traders suele ser inestable, por lo que es necesario un segundo ajuste en los casos en los que el trader se apalanque por encima de lo que lo hace habitualmente (explicaremos este segundo ajuste en otro post).

Centrándonos en la fórmula superior (suponiendo que el trader mantiene su apalancamiento de manera estable), el apalancamiento de los inversores está muy condicionado por el cálculo del VaR de la estrategia subyacente.

Para su cálculo, como es obvio, nos tenemos que basar en el histórico de operaciones del trader. El gran dilema es, ¿cuánto histórico debe tomarse como referencia?

La respuesta es sencilla: debe tomarse un período de tiempo que recoja todos los ciclos normales de apalancamiento de la operativa. Se dice fácil… pero el cálculo es complejo.

Como ejemplo, vamos a analizar dos estrategias diferentes:

Estrategia 1

Strategy 1

La Estrategia 1 presenta constancia en el tiempo de los apalancamientos, número de operaciones al mes y duración de las mismas. Es decir, tomando el histórico de 1 mes de su operativa más reciente, obtendríamos una foto muy representativa de lo que cabe esperar de este trader en el mes siguiente.  Los ciclos de apalancamiento son cortos y, por lo tanto, el valor del VaR sería siempre muy similar (independientemente del histórico que tomásemos como referencia para su cálculo).

Estrategia 2

Strategy 2

A diferencia de la estrategia anterior, la Estrategia 2 plantea más dificultades a la hora de elegir el período de referencia para el cálculo del VaR por tener unos ciclos de apalancamiento más largos. La operativa, aunque a simple vista pueda no parecerlo, SÍ que tiene disciplina en su gestión de riesgo, aunque su apalancamiento es muy errático. Esta estrategia tiene ciclos de apalancamiento muy largos cercanos a los dos meses. En este periodo de tiempo se puede comprobar que el trader aparentemente tiene definido un riesgo (apalancamiento) máximo que no sobrepasa el nivel aproximado de 30.

Para este segundo caso, si tomásemos valores inferiores a 2 meses para el cálculo, el valor de VaR oscilaría muchísimo. Por otro lado, si tomásemos valores superiores a dos meses de histórico, el VaR sería mucho más estable, teniendo en cuenta que siempre consideraría los picos de apalancamiento del usuario. El VaR obtenido sería más alto pero, a la vez, más representativo de cómo se comporta la operativa.

De 21 a 45 días de referencia

Hasta la fecha, en el cálculo del VaR se estaba considerando un periodo de 21 días en los que el trader hubiese tenido algún trade abierto. Es decir, si el trader operaba 1 de cada 2 días, por ejemplo, se consideraba un histórico de 42 días. Este periodo de tiempo ha resultado no ser lo suficientemente representativo, por lo que hemos decidido subir el período de referencia a 45 días (algo más del doble de lo que veníamos utilizando).

Los principales efectos de este cambio son:

  1. Curvas con VaR más alto por lo general, pero más estables para todas las estrategias. Esto puede repercutir en menor rentabilidad en algunos DARWINS.
  1. Curvas de DARWINS más parecidas a las de sus estrategias subyacentes, que es lo que principalmente buscamos con este cambio.

Ante esta situación, surge la duda de por qué no cogemos un periodo de tiempo superior o por qué no adaptamos el tiempo seleccionado en función del tipo de operativa del trader.

La respuesta es que a mayor tiempo de referencia, mayor sería el VaR y menor sería la sensibilidad de la curva del VaR a cambios de comportamiento de la estrategia subyacente.

En base a los diferentes estudios y análisis de nuestro equipo de quants, 45 días es el período de referencia óptimo para calcular el VaR sin llegar a producir una pérdida de rentabilidad significativa en los DARWINS.

Por otro lado, hemos descartado adaptar el período de referencia a cada tipo de operativa porque, podría ralentizar el proceso de cálculo del VaR (y, en consecuencia, el funcionamiento del Risk Manager en algunos DARWINS tiempo real). Además, entendemos que el criterio debe ser único con el fin de evitar tratos distintos entre distintos DARWINS.

Hasta aquí llega la segunda parte de nuestros artículos sobre el nuevo Risk Manager, pronto publicaremos un nuevo artículo con más información.

Como siempre, en info@darwinex.com estamos a vuestra disposición para cualquier duda que podáis tener.